miércoles, 5 de abril de 2017

UK - Londres 2017: Día 1 - Vuelo y llegada a Londres

Suena el despertador a las 03:00h am, y nos levantamos para preparar lo que nos había quedado pendiente el día anterior. Repasamos documentos y objetos imprescindibles... ¡Y nos vamos para el aeropuerto!
 
Nuestro vuelo salía a las 06:20h así que llegamos bien de tiempo, desayunamos tranquilos, pasamos el control, y nos dispusimos a embarcar. El vuelo con Ryanair fue, dentro de lo que cabe, bien. Era uno de los aviones nuevos y justo delante nuestro había una fila que no había nadie, así que después de una media hora decidiendo si nos movíamos o no, somos así de tontos y precavidos 😆 nos movimos y pudimos estar el resto del vuelo más "anchos".


Y después de una hora y 45 minutos aproximadamente, llegamos al Aeropuerto de Stansted. Pasamos el control, (llevaros el PASAPORTE si lo tenéis en casa porque os ahorraréis mucha cola 😉), nos dirijimos a la estación de autocares de National Express que sería la compañía que nos llevaría al centro del Londres, y ¡Atrasamos el reloj una hora!. El trayecto dura una hora y media aprox. y se hizo muy llevadero, ya que no los llenan a tope, al menos cuando fuimos nosotros, y pudimos ir muy relajados.
 
Cuando llegamos al centro de Londres, como el autobús tiene varias paradas, nosotros nos bajamos en Victoria Station, ya que nuestro hotel quedaba a unos 3 minutos desde esta estación. 
 
¡DATO IMPORTANTE!: Si reserváis con National Express, veréis que a la hora de la reserva tenéis que poner una hora a la que cogeréis el autocar. Nosotros, por si el vuelo se retrasaba, lo cogimos con bastante tiempo de diferencia, y dio la casualidad que llegamos incluso antes de lo previsto, entonces dudamos en si teníamos que esperar a nuestra hora, pero aún quedaba mínimo una hora, así que fui a la estación y pregunté, y me comentaron que no, que podíamos subirnos tranquilamente. Así que si llegáis antes, no os preocupéis, porque parece que no os dejan en tierra 😉.
 
Así pues, una vez nos bajamos en Victoria Station, miramos la hora y eran las 11h am, por lo que como haríamos el check-in anticipado pero la hora mínima era a las 12h, pensamos en parar a comprar la Travelcard, desayunar algo más fuerte en una cafetería de la estación y descansar un poco antes de ir al hotel. 

Para comprar la Travelcard es muy importante que si queréis beneficiaros de sus 2x1 (Ver enlace) las compréis en una estación que incluya trenes (como puede ser Victoria), no vale una estación únicamente de metro (underground). Para poder comprarla os pedirán una fotografía de cara y pagaréis según las zonas que queráis. Normalmente si vas de turismo con la zona 1 y 2 ya entra todo. Nosotros al ir otro día también a ver los estudios de Harry Potter tuvimos que pagar otro billete por la diferencia de precio porque se aleja del centro, pero para el turismo normal hasta la zona 2 es perfecto.
Así que en vuestra tarjeta tiene que constar el símbolo/logo de National Rail, para poder acceder a los descuentos, que es este:



Por lo que, una vez compramos las Travecard, fuimos a desayunar y a llamar a la familia para poder avisar de que estábamos bien. Y cuando fueron casi las 12h, nos dirjimos al hotel, hicimos el check-in anticipado (15 libras a pagar en efectivo) y subimos a la habitación a dejar las maletas y reorganizarnos para empezar a explorar. La habitación era, como esperábamos, minúscula, pero tanto que dos personas de pie solo cabían con la puerta del baño cerrada y la de la entrada también cerrada, sino, sólo cabía una persona 😅 No nos reíamos nada cuando queríamos ir haciendo cosas en la habitación y no cabíamos😆
 
Para que os hagáis una idea 😅



Así que una vez empezamos un poco el Tetris xD, nos fuimos a explorar 😌 




La verdad que el hotel está muy bien situado, en una zona residencial pero a tiro de piedra de la estación de Victoria, por lo que la ubicación era inmejorable. Y empezamos caminando hacia el Palace of Westminster, pasando por el Támesis, por la Abadía de Westminster, por el Big Ben...


Tate Museum Gallery







Antes de ir encontré una información de que ciertos lugares turísticos estarían en obras, y el Palacio de Westminster, junto también con el Big Ben era uno de ellos. Así que rezamos para poder ver la torre sin andamios y parece ser que lo conseguimos. No osbtante las obras durarán unos 3 años, así que depende en que momento vayáis puede que esté tapado 😓

Puente donde ha ocurrido el atentado de Londres días antes...





Churchill War

 Y paseamos por Saint James Park, uno de los parques más importantes de Londres 😊








Y llegamos a Horse Guards Parade, que es donde se hacen desfiles del Trooping the Colour y anteriormente para hacer celebraciones cuando reinaba Enrique VIII y la Reina I de Inglaterra.





Y una vez que ya apretaba el hambre, nos dispusimos a ir a comer. Queríamos pasar por Trafalgar Square para así llegar a nuestro destino tan ansiado después de haberlo probado en EEUU... ¡Shake Shack! Pero el mapa que teníamos en las manos yo no sé qué pasó, pero al estar muchas calles cortadas por obras, no había manera de llegar a la dichosa plaza 😔 Y después de unos 15 minutos dando vueltas calle arriba calle abajo y acabar en el mismo sitio, fuimos directamente a comer xD Ya veríamos la plaza en otro momento, que estábamos muy cansados 😂

La foto no le hace justícia a lo buenas que están 😜
Así que, una vez comimos, llegamos a Chinatown. Lugar curioso para aquellos, como nosotros, que nunca habían visto un "Chinatown" (con ganas de ver el de Nueva York y San Francisco 😜). Es cierto que de noche tiene mucho más encanto, pero igualmente encontramos un sitio donde iríamos a cenar dos veces en nuestro viaje de 5 días 😉


Por lo que al estar ya tan agotados de estar despiertos desde bien temprano, fuimos a Covent Garden para verlo y dar una vuelta. A ver, a mi parecer no sé qué tanto bombo le dan... Nosotros no le encontramos el que sea una visita imprescindible. Esta bien si estas por la zona y te das una vuelta, pero nosotros no estuvimos más de 10 minutos.  


Así que, cogimos el metro hasta Victoria y antes de llegar al hotel paramos en un Sainsbury's y compramos unos sándwiches para cenar. Estábamos tan reventados que no íbamos ni a salir por la noche a buscar algo. Compramos también algo de desayuno para el día siguiente, y a descansar. 


El día había dado bastante de sí, pero lo que nos esperaba los próximos días... ¡Era aún más espectacular! 😍😘

No hay comentarios:

Publicar un comentario